fbpx

ANTIBIÓTICOS NATURALES

Los antibióticos naturales luchan contra gérmenes causantes de enfermedades. Además, estimulan las defensas naturales del organismo, sin producir los efectos destructivos, de los medicamentos antibióticos sobre la salud intestinal y del organismo. Es decir que respetan los microorganismos beneficiosos, por ejemplo, aquellos que son necesarios en la flora intestinal. Los antibióticos químicos (medicamentos) atacan a bacterias saludables que conviven en nuestro intestino y nos ayudan en los procesos digestivos y de asimilación de los nutrientes.

Los antibióticos naturales son más seguros para la salud. El uso de plantas medicinales presenta menor riesgo de reacciones adversas, siempre que se utilicen adecuadamente. Los medicamentos, en cambio, son sustancias que se deben utilizar con más precaución.

Las plantas son un recurso asequible y económico, fácil de conseguir.

 

Los mejores antibióticos naturales o anti-gérmenes. 

Jengibre

Lo mejor del jengibre es que tiene un poder antibiótico selectivo, esto quiere decir que es implacable con los microorganismos malignos y fomenta el crecimiento de microorganismos benignos como los de la flora intestinal, que permiten combatir mucho mejor enfermedades y mantener la buena salud.  Es particularmente bueno contra infecciones intestinales y de garganta.

 

Ajo

El Ajo (Allium sativum) es uno de los “antibióticos” naturales más baratos y eficaces con los que podemos contar. Está considerado como el vegetal con más propiedades curativas, y en especial para combatir y prevenir infecciones. Para que el ajo sea efectivo como agente curativo y antibiótico general, puede consumirse crudo o en perlas de aceite. Un consumo 3 veces al día, será adecuado en casos de infección y otros trastornos.

El ajo contiene sulfuro de alilo, entre otras sustancias, que es beneficioso para la digestión porque estimula la secreción de jugos digestivos. También, estimula el sistema nervioso, es antiséptico. Depura los bronquios ayudando a recuperar la salud de los pulmones y ayuda a eliminar la mucosidad. Reduce eficazmente la hipertensión, mejora el sistema inmunológico y previene problemas cardíacos. Quizá por todas estas cualidades, tradicionalmente se le han atribuido poderes mágicos.

 

Cebolla

Es después del ajo uno de los más importantes antibióticos naturales, esto por la combinación de sustancias que la conforman, es excelente para cualquier infección de las vías respiratorias. También es excelente para combatir parásitos intestinales.

Es rica en minerales (magnesio, cloro, cobalto, cobre, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, cinc, azufre, bromo),  y en menor cantidad vitaminas (C, A y algunas del grupo B) y antioxidantes (flavonoides y compuestos azufrados) y una pequeña cantidad de proteínas (algo más de un 1%).

 

Artemisa

La artemisa es una planta que proviene de Asia y Europa. Es utilizada en la medicina desde la antigüedad. Posee propiedades medicinales realmente efectivas y es por eso que todavía se la continúa utilizando.
Es una planta que alcanza los dos metros de altura, posee un tallo velloso de color rojizo o purpura, hojas oscuras y flores en tonos lilas, todas sus partes son utilizadas en la medicina tradicional. Contiene vitaminas A, B y C lo cual la convierten en una planta muy completa en cuanto a su valor nutricional.

Antiséptica-Antiinflamatoria-Anticonvulsiva-Antibacteriana-Estimulante-Analgésica-Calmante.

 

Aceite de orégano

El aceite de orégano es conocido como el antibiótico más poderoso, siendo muy eficaz contrarrestando el hongo Cándida. La hierba ofrece muchas propiedades curativas. El orégano contiene ocho veces más antioxidantes que las manzanas y tres veces la cantidad que se encuentra en los arándanos.

Nuestro cuerpo necesita antioxidantes para protegernos contra los radicales libres. Los antioxidantes fortalecen el sistema inmunológico de forma natural. Estudios han confirmado que el aceite de orégano es la planta de aceite más potente en el mundo.

El aceite de orégano se distribuyó por primera vez en la Antigua Grecia, y la palabra “orégano” en griego significa “alegría de la montaña”. Los registros dicen que los Griegos fueron los primeros en utilizar el aceite de orégano con fines medicinales.

Fue ampliamente utilizado como un potente antiviral, antibacteriano, antiséptico y antifúngico, y también como una cura para el dolor y las inflamaciones. Hipócrates lo utilizó como un potente remedio antibacteriano. La gente utiliza hojas de orégano para el tratamiento de las enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio y el tracto digestivo.

El aceite orégano esencial es alto en minerales. Contiene calcio, magnesio, zinc, hierro, potasio, cobre, boro, manganeso y vitamina C, a (beta-caroteno), la niacina.

 

Sangre de grado/draco

Es el látex extraído de la corteza de un árbol que crece en la selva del Amazonas y antiguamente en Canarias, donde se está tratando de recuperar este preciado árbol. Este látex ha sido usado tradicionalmente por los nativos amazónicos, desde tiempos ancestrales para el tratamiento de diarreas crónicas, leucorrea, gastritis, úlceras gastrointestinales, como cicatrizante, estimulante de defensas del organismo, bacteriostático, bactericida, fungicida; es usado tradicionalmente además en el tratamiento de: influenza, tonsilitis, herpes, uta, quemaduras, acné, resfríos, afecciones de amígdalas, gingivitis, cervicitis, bajar de peso, controlar hemorragias.

Romero

El Romero resulta ser también, una de las hierbas más potentes cómo antibiótico natural. Al igual que sus parientes la Menta, la Salvia y el Tomillo que son todas plantas de la familia de las labiadas, tiene un aroma exquisito y varias propiedades medicinales.

El poder antibiótico es mayor que el de las otras hierbas, gracias a que posee carnosol o ácido carnosólico el cual es un agente antimicrobiano muy potente.

Siendo por eso tan recomendado y efectivo en el caso de infecciones intestinales, e incluso se usa como parte del tratamiento de algunas enfermedades venéreas.

 

Tomillo

Limpia los pulmones cuando se sufre tos.  Las hojas aceitosas de la planta son la parte más antiséptica. Tanto para los resfriados estacionales como para cualquier tipo de infección de pecho y problemas de garganta. El tomillo presenta además una discreta labor antiparasitaria y combate infecciones estomacales. Elimina muchos tipos de gérmenes, cicatriza y además reduce los síntomas de fiebre y dolor.

 

Uña de gato

La principal propiedad que se le atribuye a la uña de gato, es su capacidad para aumentar las defensas e impedir el desarrollo de tumores cancerosos, pero además de ser un gran estimulante del sistema inmunitario, posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, depurativas, anticoagulantes, antiespasmódicas y diuréticas suaves.

Diversos estudios han demostrado los beneficios de la uña de gato, como estimulante del sistema inmunológico en general y especialmente en la lucha contra enfermedades víricas, desde gripe hasta herpes.

 

Equinácea

Es rica en vitaminas B y C, riboflavina, betacarotenos y minerales (hierro, calcio, magnesio y sodio). Muchos productos naturales que encontramos hoy en las herboristerías y homeopatías tienen equinácea. Se emplea desde la raíz, hasta las flores en su totalidad, también semillas, hojas y tallos.

Gracias a sus propiedades antivirales, sirve para el tratamiento de variadas enfermedades respiratorias y puede usarse como un preventivo para tales dolencias, sobre todo en niños, personas mayores con sistema inmune débil, enfermos, etc. Cura la gripe y el resfrío; los problemas de garganta (como faringitis o anginas), la bronquitis, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la influenza, las alergias, la fiebre del heno y la sinusitis.

Genciana

Esta planta tiene muy reconocidas cualidades como digestiva, vermífugo, antibióticas, tono estomacal, colerético. La genciana es eficaz para tratar afecciones de estómago y del sistema digestivo como gases, problemas de digestión, falta de apetito, retención de líquidos, insuficiencia hepática, eliminar gusanos intestinales, insuficiencia biliar, hipotiroidismo.

Además de ayudar a depurar la sangre, fortalece el sistema inmune para que luche contra infecciones y enfermedades del organismo, resfriados, gripe, faringitis, anginas, sinusitis, bronquitis, otitis, baja la fiebre, y puede mejorar la psoriasis.

Raíz de regaliz

Uno de los usos más conocidos de la raíz del regaliz es disminuir la congestión ocasionada por los resfriados y la tos. Actúa como un expectorante al ayudar a aflojar y expulsar las flemas y también tiene un efecto paliativo en las membranas mucosas irritadas.

Esta hierba tiene una actividad anti-viral, de amplio espectro y podría ser eficaz contra el herpes, el Virus de la hepatitis, el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS, por sus siglas en inglés) y la influenza.

Cúrcuma

Ha demostrado tener actividad antioxidante, antiinflamatoria, antiviral, antibacteriana, antifúngica y contra el cáncer. Tiene componentes hepatoprotectores y propiedades antioxidantes, intrínsecas y extrínsecas.
La cúrcuma es antioxidante y puede luchar contra radicales libres, pero además también aumenta los niveles de antioxidantes naturales del organismo, como el glutatión, que tiene potentes propiedades antioxidantes y desintoxicantes del hígado.

Estudios científicos han demostrado su capacidad inmuno-moduladora, actuando a través de las citoquinas y los linfocitos T. El rizoma contiene ukonan A (principalmente), B, C y D, un tipo de polisacárido de actividad inmunológica. También son inmunomoduladores otros componentes en el rizoma como el limoneno, zinc y el cobre.

Aloe vera

El aloe vera es reconocido en todo el mundo como una maravillosa planta, ya que ofrece una gran cantidad de beneficios para innumerables problemas de salud, especialmente para problemas de la piel.

La planta de aloe vera es originaria del norte de África, pero su cultivo se ha generalizado y hoy en día es conocida en todo el mundo. Las hojas de esta planta son carnosas y su interior contiene un excelente gel que es utilizado para el tratamiento de muchos problemas de salud , se recomienda especialmente para problemas de la piel como quemaduras, heridas y picaduras de insectos.

Actúa como un antibiótico natural, lo que la convierte en una verdadera bendición para combatir el malestar, pues nos evita la ingesta de medicamentos, especialmente los antibióticos que como todos saben afectan nuestro sistema inmunológico y digestivo entre otros.

Hipérico

Las virtudes atribuidas la hipérico son cuantiosas. En la medicina casera y como uso tradicional, se emplea para curar heridas, llagas, quemaduras y ulceraciones como cicatrizante y antibacteriano, debido a su contenido en taninos y aceite esencial. Su acción vulneraria en las heridas, quemaduras y demás traumatismos de la piel, se muestra con una actividad antiinflamatoria en los tejidos que rodean a la herida o quemadura, un ligero efecto anestésico local, que calma el dolor de forma suave pero persistente, estimulando la regeneración epitelial, disminuyendo la tumefacción de la piel y mejorando el aspecto de la zona dañada. En uso interno es la planta con más reputación para tratar los estados depresivos leves y moderados a la vez que actúa contra el decaimiento, mejora la memoria y las facultades cognitivas. Por esta actividad sobre las facultades cerebrales y sus efectos neuroprotectores se encuentran en estudio sus propiedades en el tratamiento del Alzheimer.

 

Tulasí

Tulsi o Tulasí de nombre científico «Ocimum sanctum» es una planta de origen asiático y se conoce popularmente por el nombre de Albahaca Sagrada.
Recibe el nombre de la Diosa Tulsí (la incomparable), venerada por las tradiciones religiosas hinduistas como manifestación de la Madre Divina sobre la tierra.
Le reconocen importantes propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antipiréticas (fiebre),
antimicrobianas, favorecedoras del sistema inmunitario y muy potente a nivel antioxidante.
Es inmunomoduladora y adaptógena, sube o baja el sistema inmunitario según las necesidades de cada uno.

 

0 Comments

Related Posts

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si está de acuerdo y acepta nuestra política de cookies pinche "Aceptar" ACEPTAR

Aviso de cookies
nn