Obesidad

Obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado. El peso puede ser resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua en el cuerpo. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

Se le considera un problema cuando la salud de la persona está en peligro de muerte a causa de este exceso de peso.

Procesos relacionados

Proceso 2

Repara tus intestinos ¡Imprescindible!

Proceso 5

No comas de todo. ¡Aprende a nutrirte!

Proceso 7

Controla tu mente, equilibra tus emociones, aumenta tu consciencia.
A parte de los aspectos físicos, se considera que las enfermedades se desencadenan por ciertas
emociones inconscientes, y que cada enfermedad corresponde a una emoción determinada.
Se basa y respalda en los estudios del Dr. Hamer, creador de La Nueva Medicina Germánica, el
psicoanálisis de Carl Gustav Jung y la psicosomática clínica y humanista del Dr. Salomón Sellán.

“Cuando alguien desea la salud, es preciso preguntarle primero si está dispuesto a suprimir
las causas de su enfermedad, solo entonces es posible ayudarlo”
Hipócrates. (460 a. C. – 370 a. C.).

Descubre la: DESCODIFICACIÓN EMOCIONAL

Respecto a las definiciones y declaraciones que vas a encontrar aquí:

Primeramente hay que entender que estarán presentes en la misma proporción que la gravedad de los síntomas.

En segundo lugar, puede que no todas las declaraciones coincidan contigo, pero has de observar las que sí coinciden y saber en qué momentos y situaciones sí manifiestas esos patrones de conducta, pensamientos, sentimientos o emociones.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta, que los conflictos emocionales que se presentan, siempre se crean un poco antes que las fechas en que se manifestó la enfermedad, síntomas o patología, por lo que quizás hoy no re resuenen, pero debes observar las circunstancias que vivías antes de que empezaran los síntomas.

Por último, es posible que tengas pensamientos contrarios a lo que aquí se detalla, pero lo que crea la enfermedad, no es exactamente la mente consciente, sino la mente subconsciente que forma los sentimientos y las emociones que crean tu realidad.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:

Cuando hablamos de sobrepeso y obesidad, los factores a analizar son muchos. Es una sensación de «peligro» constante. Por lo tanto, todos los casos de sobrepeso, responden a motivos diferentes y únicamente pueden liberarse, aquellas personas que realmente quieran bajar de peso a la vez que resuelven su problema emocional.

La persona afectada se sintió humillada en la infancia y todavía tiene miedo de sentir vergüenza,  de que alguien se avergüence de ella o de que alguien la avergüence. El exceso de peso es una protección contra aquellos que le piden demasiado. También es posible que la persona se sienta prisionera desde hace mucho tiempo y debe partirse en cuatro para tener contenta a la gente que la rodea. Cuanto más quiere hacer felices a los demás y que la consideren buena persona, más trabajo le cuesta reconocer sus verdaderas necesidades.

Otra posibilidad es que la persona acumula demasiada grasa para no ser deseada por el otro sexo, ya sea por temor a ser engañada o no sentirse capaz de decir que no. Estos sentimientos pueden estar ocultos en el subconsciente de la persona e instalados desde hace tiempo.

Inconscientemente el organismo busca cubrirse con un «camuflaje», un escudo protector que evite que seamos. Por eso indirectamente se crea la falsa idea de estar bien o de sentirse bien. De ser felices obesos porque es parte de la mentira y mientras no aceptemos nuestros miedos, no habrá una pérdida de peso y viviremos encerrados en ella.

En todo caso de obesidad, hay un conflicto emocional que la desencadena y otro conflicto que la mantiene. Y ese conflicto que mantiene la obesidad, puede durar toda la vida.

SÍNDROME DEL ABANDONO

La obesidad, puede deberse a sentirse solo y abandonado, por lo general, ante un abandono hay una actitud femenina y otra masculina. Puede ser abandono de los padres, de la pareja, de los hijos, etc.

La femenina: Huir, por lo tanto adelgazo, pierdo el hambre.

La masculina: Aparentar fortaleza, ponerme ancho, fuerte, retener líquidos, almacenar grasa.

Cuando no nos sentimos reconocidos o amados, podemos subir de peso. Es una sensación de no ser lo suficientemente buenos para alguien y que ese alguien no nos ame de verdad.

(Es adecuado el apoyo de un experto en descodificación emocional para que te ayude a tomar consciencia de los asuntos concretos que te afectaron y así poder liberarlos)