Artritis

Enfermedad reumática en las articulaciones, de naturaleza inflamatoria. El dolor se siente
independientemente de los movimientos que se hagan, y hace sufrir al enfermo tanto durante el día
como en la noche.

Procesos relacionados

Proceso 1

Descubre cómo se crea una enfermedad

Proceso 2

Repara tus intestinos ¡Imprescindible!

Proceso 5

No comas de todo. ¡Aprende a nutrirte!

Proceso 6

Salud Ósea y Articular

Proceso 7

Controla tu mente, equilibra...
A parte de los aspectos físicos, se considera que las enfermedades se desencadenan por ciertas
emociones inconscientes, y que cada enfermedad corresponde a una emoción determinada.
Se basa y respalda en los estudios del Dr. Hamer, creador de La Nueva Medicina Germánica, el
psicoanálisis de Carl Gustav Jung y la psicosomática clínica y humanista del Dr. Salomón Sellán.

“Cuando alguien desea la salud, es preciso preguntarle primero si está dispuesto a suprimir
las causas de su enfermedad, solo entonces es posible ayudarlo”
Hipócrates. (460 a. C. – 370 a. C.).

Descubre la: DESCODIFICACIÓN EMOCIONAL

Respecto a las definiciones y declaraciones que vas a encontrar aquí:

Primeramente hay que entender que estarán presentes en la misma proporción que la gravedad de los síntomas.

En segundo lugar, puede que no todas las declaraciones coincidan contigo, pero has de observar las que sí coinciden y saber en qué momentos y situaciones sí manifiestas esos patrones de conducta,
pensamientos, sentimientos o emociones.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta, que los conflictos emocionales que se presentan, siempre se crean un poco antes que las fechas en que se manifestó la enfermedad, síntomas o patología, por lo que quizás hoy no re resuenen, pero debes observar las circunstancias que vivías antes de que empezaran los síntomas.

Por último, es posible que tengas pensamientos contrarios a lo que aquí se detalla, pero lo que crea la enfermedad, no es exactamente la mente consciente, sino la mente subconsciente que forma los
sentimientos y las emociones que crean tu realidad.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:

Si yo presento artritis, necesariamente soy una persona muy crítica conmigo mismo y con los
demás. Me fijo y critico todo en mi vida y en las personas que me rodean. Me fijo siempre en las
cosas negativas, juzgo todo y a todos. Nada me complace, nada me satisface, nada me hace feliz,
todo está mal, incluso yo. Y por lo tanto, voy poco a poco, empeorando. No me siento amado ni
tengo la menor intención de amar o demostrar mi cariño.

La gravedad o la velocidad con la que se presente la artritis, dependerá de la gravedad de mi
bloqueo emocional, mental y espiritual hacia la vida misma. Entre más duro sea yo conmigo y con
los demás, menos sanaré. Además, soy de las personas que viven con el deseo de que todos los
demás adivinen lo que necesito, porque soy «incapaz de pedirlo». Por lo tanto, las probabilidades de que los demás adivinen lo que deseo, es casi nula, y eso me hará enfurecer y criticarlos aún más, porque….nadie cumple mis expectativas, nadie está a mi altura, vivo amargado por ello y siento rencor por los demás.

Soy una persona difícil, incluso muchas veces, tengo deseos de vengarme, porque los demás no han hecho lo que he querido o como yo lo he querido. Y esa ira me la trago, no la expreso.

La parte de mi cuerpo que presente la artritis me indicará qué área de mi vida es la más afectada. Si
tengo artritis en las manos, estará relacionado con mi actividad, con lo que hago, con mi trabajo. Si
mi artritis está en mis piernas, tendrá relación con mi avance en la vida. Si mi artritis está en mis
rodillas, estará relacionado con la forma en que me obligo a pasar por situaciones, etc.
(Es adecuado el apoyo de un experto en descodificación emocional para que te ayude a tomar
consciencia de los asuntos concretos que te afectaron y así poder liberarlos)

En ocasiones, las personas con artritis, presentan una apariencia de calma y docilidad. Incluso
pueden presentarse como personas débiles, para que todo aquel que los rodea sienta «lástima» u
«obligación» para con ellas. Soltarán indirectas o frases volando, esperando claro, que les sirvan o atiendan.

Una persona normal expresaría algo como:  «Miguel hijo, podrías traerme un vaso con agua fría por favor, hace calor y siento mucha»;.

Una persona con artritis expresaría algo como:
«Ay…tengo tanta sed…..» Esperando que reaccionen.

Y todas estas expectativas, juicios, críticas se van acumulando en las articulaciones, que
representan nuestra flexibilidad, por lo tanto, entre más dura, es una persona, más grave la artritis.

Toda artritis demuestra mi inflexibilidad ante la vida, ante las personas y ante las circunstancias.